Batman trucho

¿Cómo sería un Batman argentino? ¿A quién defendería? ¿Qué haría con los enemigos una vez abatidos? ¿Los afanaría? ¿Se comportaría como un oficial de la bonaerense?
Mientras esperamos el próximo lanzamiento de DC, el juego online en el que cada uno podrá ser un Súper Héroe, me puse a pensar en qué juego habría hecho yo si hubiera tenido la posibilidad de armarle a DC la propuesta para desarrollar. Desde ya, de antemano planteamos las bases que establecen que debería ser algo fuera de lo común y solo enfocado al mercado local.
Así, acotando el universo base a los posibles lectores de este espacio, y sin ánimo de lucrar sino con el único objetivo de lograr un juego que le dé prensa a la compañía y sirva de plataforma de difusión para sus contenidos industriales, nos imaginamos un Batman argento. Y la idea sería la siguiente:

Argentina 2010, víctimas de la inseguridad, las fuerzas de seguridad se ven desbordadas por las luchas sociales y las bandas de delincuentes que no reconocen ningún tipo de ley ni autoridad. Los ciudadanos, descreídos de la clase dirigente y atemorizados por los excesos y la corrupción de las distintas policías, ya no saben en quién confiar su seguridad. En esta ley de la selva donde solo los más fuertes podrán sobrevivir nace el Batman Paralelo.
No hay vocación, no hay sed de justicia... solo hay oportunismo y beneficio propio. Detrás de cada argentino hay un Batman Paralelo. Cuando ve una injusticia sale en defensa de la causa popular, pero siempre con el anhelo de sacar tajada, ya sea por una recompensa o simplemente por sentirse victorioso. Pero cuidado, porque Bruno Díaz no se quedará cruzado de brazos y saldrá a capturar a los aventureros que ensucian su nombre.
El objetivo de este juego es patrullar la ciudad durante las noches buscando misiones que den puntos y sumen talento a nuestro personaje sin ser descubierto por el verdadero Batman. Es importante detectar a las presas para no enfrentarse con un rival de mayor poder que deje la identidad al descubierto. Y a su vez hay que actuar rápidamente antes de que Bruno Díaz llegue a la escena y entre en acción dejando en evidencia quién es el Súper Héroe Geniuno.
Ante la falta de autoridad y fuerzas que mantengan el orden, la ciudad tendrá tantos Batmans como usuarios quieran encarnarlos. Pero no todos estarán del mismo lado de la justicia. Dada la ausencia control, cada uno establecerá sus propias leyes. Podrán aplicar mano dura o hacer justicia a su modo. Y quienes quieran, también tendrán la posibilidad de sumarse a la ola de inseguridad sembrando el caos y adueñándose de todo lo que sus víctimas le entreguen. Eso sí, absolutamente todos deberán cuidarse de que el auténtico Batman no los ajusticie, porque ahí llegará el fin del juego.