El mercado de nicho llegó a las redes sociales

Al igual que sucedió con la televisión cuando apareció el control remoto y la proliferación de canales, que dieron lugar a ofertas de programación segmentadas, dejando de lado el "multitarget", de la misma manera que sucedió anteriormente con la radio, el cine y los medios gráficos, ahora llegó el turno de Internet y, más específicamente hablando, de las redes sociales.


Originalmente se consideró como "la plaza pública virtual" o el punto de encuentro por excelencia para todo el mundo a Facebook; y la "reunión virtual de negocios" a Linkedin. Pero al parecer estos sitios ya cumplieron un ciclo y la cibersociedad ya mutó lo suficiente como para asimilar este nuevo concepto y reformularlo en perfiles más específicos que se adapten más puntualmente a los gustos y preferencias de cada uno. Así, Facebook (y sus competidores) quedan relegados a sitios de esparcimiento y juego, Linkedin continuará profundizando su modelo de negocio (aunque cada vez se parece más a una laguna donde cada pescador tira sus redes para ver si engancha un negocio personal en detrimento de la proyección corporativa que lo originó), y la nueva oferta cibernética tienta más por las posibilidades de contactar a una audiencia más afín al perfil de cada internauta. Veamos lo que publica La Nación al respecto.



Llegan las redes sociales de nicho

Mercosur.com, FictionCity.com y GuíaLocal.com, surgidas en los últimos meses, son el reflejo argentino de un nuevo boom digital mundial

Con 750 millones de usuarios, Facebook decidió que ya está bien, que no le hace falta seguir creciendo, que es momento de exprimir su enorme audiencia. Twitter crece rápidamente y va dando lugar a un universo de aplicaciones vinculadas que permite hacer cosas cada vez más variadas. LinkedIn, que nació un año antes incluso que Facebook, se consolidó como la red global para los profesionales, y Foursquare inventó la geolocalización.

Pero detrás de ese mundo, y de la irrupción tardía de Google Plus, la red social del gigante de las búsquedas, hay una efervescencia creciente en lo que ya se ha denominado la segunda ola de redes sociales: especializadas horizontal (es decir, por tipo de lenguaje) o verticalmente (por eje temático). Entre las horizontales se destaca Blaving, una suerte de Twitter, pero sólo mediante mensajes de voz, creada por la firma argentino-brasileña Pmóvil, y Badoo, fundada en Chipre, que permite la búsqueda geolocalizada de usuarios (por ejemplo, en una ciudad determinada o en un radio de 100 kilómetros). En este capítulo, también podrían anotarse aplicaciones desarrolladas para compartir fotografías como Instagram, Picplz o Burstn.

Y entre las verticales, hay una avalancha de lanzamientos para todos los gustos. Hinchas del fútbol, coleccionistas, empresarios, amantes de ciertos hobbies y fanáticos de las mascotas, por citar algunos géneros. Entre las globales, Library Thing es una de las redes sociales más importantes sobre libros (en inglés); Ping, de Apple, para compartir listas de canciones y opiniones. En este universo también surgieron las plataformas, como Ning, que ofrece una marca blanca para que colectivos de distintos orígenes y motivaciones armen allí sus propias redes.

En la lista editada en http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_social_networking_websites se registran 203 redes sociales activas. En este contexto, en la Argentina también empiezan a lanzarse mundos sociales especializados. Silvio Pestrin Farina, cofundador de Patagon, uno de los primeros bancos online , lanzó FictionCity.com, pensada para artistas que buscan mecenas o clientes para sus obras.

GuíaLocal.com, que permite la búsqueda geolocalizada de comercios y servicios, alcanza a 300.000 locales en la Argentina. "Más del 50% de los usuarios analiza y decide sus compras online , pero las concreta offline", explica Alejandro Cavallero, CEO de la empresa.

Mercosur.com busca atraer a empresarios pyme, potenciales proveedores de grandes corporaciones. "Las pymes usan sus redes de contactos como referencia y las firmas grandes usan la plataforma para desarrollar comunidades y fidelizar a distribuidores y clientes", contó Guillermo Jofré, CEO de la compañía.

Los hinchas de la Academia lanzaron Racing Social y los de Boca Juniors recurrieron a Ning para armar su XeneizesBook.ning.com. Ya se ve: no todo es Facebook y Twitter.

Fuente: La Nación