Los enamorados de la bocina


Me revientan la paciencia los imbéciles que manejan con una mano en el volante y la otra en la bocina. ¿Acaso se creen que el mundo anda pendiente de ellos y se subieron a sus autos, motos o simplemente salieron a caminar a la calle solo para entorpecerlos a ellos, que andan apurados por la vida como si todo lo demás fuera un estorbo? Y, peor, rompen la paciencia del resto de la gente que quiere vivir tranquila y tienen que padecer sus bocinazos:
  • Bocina preventiva (te estoy pasando por la derecha porque vas muy lento así que correte y tené cuidado de no tocarme el auto).
  • Bocina recriminatoria (ya te pasé pero por idiota te toco la bocina).
  • Bocina de puteada (no me importa que quieras estacionar... no ves que estamos apurados y no hay lugar para que yo pase mientras estacionás?).
  • Bocina desesperada (dale, no ves que el semáforo ya se está poniendo en amarrillo y todavía no pusiste primera?).
  • Bocina a la barrera (dale tren apurate que quiero llegar!).
  • Bocina al embotellamiento (todos los que están adelante son unos idiotas! por qué no corren sus autos así pasamos?).
Esto se agrava si la categoría del conductor asciende a colectivero, taxista, camionero. Al motoquero ya lo considero "inimputable"... inconsientes que se suben con la moto a la vereda sin importarles que en la cuadra puedan haber niños que salen de la sala de fiestas infantiles, del jardín, de la escuela o de cualquier edificio. Ellos van a toda prisa, y si alguien les grita algo frenan, vuelven, se bajan, se sacan el casco y te lo revolean por la cabeza.  Y que no se vaya a armar ninguna porque enseguida suenan los radios y en cuestión de 3 minutos aparecen otros 20 motoqueros (por la vereda) dispuestos a armarte el peor de los quilombos.

Hoy estoy podrido porque en un acto magistral que evidenció la lucidez de planificación urbana, el Gobierno de la Ciudad acaba de encarar dos obras en simultáneo en el barrio de Villa Urquiza, a la altura de la avenida Alvarez Thomas (salida de camiones hacia la Panamericana) entre Monroe (arteria rápida que une Belgrano con Urquiza, Parque Chas, Villa Devoto y Villa del Parque) y Olazábal (arteria inversa). Por estas calles circulan numerosas líneas de colectivo (114, 130, 140, 168, 71, entre otras). Vale aclarar que aún sigue cortado el paso a nivel de Monroe y Washington (a la altura del Pirovano). Es decir que los colectivos que se dirigen desde Belgrano hacia Devoto deben improvisar su recorrido sobre su ya "trayecto provisorio". Es decir que, por ejemplo el 114 que hacía un recorrido directo desde Monroe y Arcos (Belgrano) hasta Monroe y Triunvirato (Villa Urquiza), totalizando 3,2 km (aproximadamente 26 cuadras) hoy debe hacer lo siguiente:
  • Arcos y Monroe hasta Superí (13 cuadras). Acá se desvía porque está cerrada Monroe por las obras de hace más de un año por el viaducto (obra estimada en 12 meses pero ya van unos cuantos más).
  • Por Superí sigue hasta Rivera, donde dobla a la izquierda (2 cuadras).
  • En Rivera sigue hasta Naón, donde agarra a la derecha (1 cuadra mas) hasta Ugarte (que provisoriamente es doble mano). Podría seguir una cuadra más hasta Congreso, que es avenida y ya era doble mano, pero...
  • Por Ugarte sigue derecho hasta Plaza para cruzar la vía del Ramal Mitre (aproximadamente 9 cuadras). En Plaza retoma hacia Coghlan doblando a la izquierda.
  • En Plaza cruza a la altura de la estación Drago del Ramal Suárez (paso a nivel provisorio que cuya construcción le costó 1 millón de pesos a la Comuna -si, si, poner una barrera y 10 metros cuadrados de asfalto sobre la vía costó un millón de pesos-) avanzando 3 cuadras hasta Monroe donde retoma a la derecha en dirección a V. Urquiza.
  • Por Monroe sigue hasta Lugones (4 cuadras) donde se desvía para evitar el embotellamiento de Monroe y Alvarez Thomas (abandona 3 cuadras antes) y dobla a la izquierda.
  • Por Lugones sigue hasta Blanco Encalada (1 cuadra), aunque algunos siguen hasta Juramento (y que los pasajeros se recontracaguen, total somos Grupo Plaza y hacemos lo que se nos canta).
  • Los que agarraron por Blanco Encalada siguen hasta Triunvirato (7 cuadras), donde siguen con su recorrido habitual luego de haber sumado 17 cuadras a su habitual recorrido.
Imagínense todos los conductores, a la hora de llegar a Urquiza, si vienen desde Belgrano, el ánimo con el que llegan. Pero esto no queda acá, sino que hay que sumarle que desde hace unos días más, también empezaron obras (de no sé qué) en Olazábal y Alvarez Thomas, reduciendo dos carriles de la arteria que lleva desde Devoto a Belgrano. Por lo tanto, como diría TN, "los que tienen pensado venir, que no lo hagan".

Lo que lamento es que no hay oficiales de tránsito ordenando, no hay señalética que alerte debidamente a los conductores con tiempo suficiente para que puedan tomar caminos alternativos, no hay salidas viales que ofrezcan una alternativa (el que no dobló en Acha debe esperar hasta Díaz Colodrero para poder cruzar), las ambulancias siguen agarrando por Monroe obligando a escuchar la sieran durante 5 minutos (mínimo) hasta que logra atravesar el embotellamiento permanente que dura entre las 9 de la mañana y las 9 de la noche, los camiones siguen agarrando por Alv. Thomas en vez de subir a Panamericana por Constituyentes o San Martín, las motos se suben a la vereda y todos, TODOS, se cuelgan de la bocina como si con el ruido algo fuera a ser mejor en sus vidas.

En resumen, lamento profundamente tener tan mala gestión urbana y tan poca planificación. Pero más lamento que la gente decida vivir tan mal, con tanta intolerancia y respeto por los demás.