China ofrece videojuegos gratis para combatir la piratería

El modelo Freemium es el camino encontrado para sortear este obstáculo. Así, quien quiere jugar sin pagar puede hacerlo sin perjudicar el negocio y aportando desde la comunidad a quienes sí están dispuestos a abonar un importe por los beneficios adicionales que ofrece un juego.

En China, donde los que juegan en línea virtualmente se rehúsan a pagar por los videojuegos, los programadores están creando maneras innovadoras para hacer dinero y potencialmente crear una solución a la piratería en Internet.

Cuando el creador de juegos móviles alemán HandyGames lanzó su título Clouds and Sheep (Nubes y Oveja) en el gigante asiático este año, decidió asociarse con un publicista de Pekín para ajustarse al mercado chino.

El fundador y jefe ejecutivo de la agencia Yodo1, Henry Fong, pensó que el título, que presenta un rebaño de graciosas ovejitas de cartón, gustaría a la legión de ‘gamers’ mujeres que existe en el país, aunque también tendría que estar enfocado en un mercado en el que los jugadores no creen en pagar por bajar programas.

“Los jugadores chinos han sido entrenados desde el primer día para preferir el modelo ‘freemium’”, señaló Fong a la BBC Mundo, en referencia al modelo de negocios que ofrece contenido gratis de alto nivel (premium) para hacer que el usuario pague posteriormente por algunas características avanzadas.

PAGAR POR EL PREMIO
Un estudio de la Alianza de Negocios de Programación sugiere que el 57% de los usuarios de computadoras admite usar programas pirateados. El valor comercial del robo de software ronda los US$ 100,000 millones en todo el mundo.

Este ha sido un problema en China, donde el alto costo de los programas a principios de los 90 ayudó a crear una cultura en la que la piratería se convirtió en norma. Cuando los más pudientes, y después la clase media, empezaron a comprar computadoras, simplemente se rehusaron a pagar por los programas.

El cambio a freemium parece haber funcionado. Los programadores que usan ese modelo hicieron más de US$ 13,000 millones el año pasado, según Lisa Hanson, de la firma de investigaciones Niko Partners. Los móviles representan cerca de una décima parte de esa cifra.

Pero en cuanto al número de ‘gamers’, la cosa se revierte. Actualmente hay cerca de 192 millones de jugadores móviles en China, frente a 150 que juegan en sus PC, asegura Hanson.

BIENES VIRTUALES PARA NUEVOS RICOS
Los creadores de videojuegos en línea dicen que, pese al asombroso número de jugadores, se ha hecho hasta ahora difícil hacer dinero con los dispositivos móviles. Chris Shen, del gigante de juegos chinos en línea The9, asegura que el sector se encuentra todavía en fase de desarrollo.

“Los usuarios chinos están muy acostumbrados a obtener los juegos gratis. Están muy bien entrenados en cómo obtener los programas y los juegos gratis. Pero queremos que eventualmente paguen”, indicó Shen, que dijo que empresas como la de su tipo dependen de la publicidad y las compras dentro de las aplicaciones.

Cuando Yodo1 adaptó Clouds and Sheeps vendió espacio publicitario en el juego a la firma estadounidense Yum Brans, que opera las muy populares cadenas de comida rápida Kentucky Fried Chicken y Pizza Hut en China.

Además, creó una amplia gama de ofertas dentro de la aplicación llamadas “paquetes de monedas” que van desde los 16 centavos de dólar hasta los US$62. Con eso se pueden comprar cientos de bienes virtuales que pueden ayudar a los jugadores a mantener a sus ovejas contentas, que es el objetivo del juego.

Fong, de Yodo1, dice que los cambios ayudaron a hacer de Clouds and Sheeps el segundo juego móvil más popular en la tienda Apple de China, tres días después de su lanzamiento, con más de dos millones de descargas tanto en Androids como en iPhones durante un mes.

Asimismo, asegura que, mientras muchos jugadores chinos han desarrollado una aversión por pagar por descargas, también han desarrollado una propensión a mostrar sus riquezas a sus amigos en línea.

COPIANDO A CHINA
El éxito de China con el modelo ‘freemium’ ha demostrado ser muy influyente. Una compañía estadounidense compró un estudio local para aprovechar la experiencia del gigante asiático en vender bienes virtuales, mientras que la alemana Crytek lanzo su juego gratis Warface en dicho país antes que en mercados occidentales.

Madfinger Games, una empresa de la República Checa, cambió su juego de zombies Dead Trigger a modelo ‘freemium’ en dispositivos Android tras quejarse de la piratería, pese a que el juego costaba menos de un dólar. Ahora asegura estar ganando dinero.
Muchos de los títulos en la plataforma iOS de Apple también son de descarga gratuita pero con características adicionales por las que hay que pagar. Sin embargo, muchos expertos insisten en que aún hay espacio para títulos por los que hay que pagar para bajarlos.

“La razón por la que los juegos premium persisten tiene que ver con la calidad. Los consumidores disfrutan pagar por juegos de calidad pese a que los juegos gratis están a la disposición”, se sugirió en un reciente editorial en el blog especializado PocketGamer.

Pero con el popular Call of Duty a punto de lanzar un título ‘freemium’ en China el próximo año, algunos se preguntan cuánto pasará antes de que las versiones básicas de los juegos más vendidos sean ofrecidos gratis en otros lados.


Fuente: Perú21.pe